En un hogar seguro

La seguridad es la causa en el sentido amplio, todos los aspectos de su vida cotidiana. Sin embargo, ¿llamamos la atención a la seguridad todos los días, viviendo con la voluntad de la electricidad? Por supuesto que no Sin embargo, no corremos todos los días por el apartamento, verificando cada vez la instalación eléctrica y la exactitud de su implementación.

La conexión a tierra es, en parte, responsable de la seguridad de uso y del funcionamiento correcto de la instalación eléctrica de amplio conocimiento. Que son ellosLos conductores de protección son cables que utilizan un objeto cargado con la economía, mientras que en esta opción la carga se neutraliza. La puesta a tierra de protección es una protección contra descargas eléctricas.Dos de los más utilizados son PE y PEN, es decir, PE (conductor de protección tomado en las instalaciones modernas de TNS y PEN (conductor de protección neutral utilizado en las instalaciones de TNC o TNCS.Existe una enfermedad del sistema TNC que el PEN realiza la función de un conductor neutro y protector al mismo tiempo. Lo que no significa nada nuevo, por lo que el conductor funciona correctamente, mientras que en los planes monofásicos recorre todas las corrientes de carga y en los sistemas trifásicos está expuesto a cargas que son producto de la asimetría en el contexto.Independientemente del cable utilizado, no hay bromas cuando se trabaja con estilo, debe ser delicado. El famoso dicho "la electricidad no está funcionando", que en el mundo real no se refleja.Ahora que sabe cómo cuidar su seguridad, también vale la pena conocer los resultados de su culpa.La consecuencia más común de una protección inadecuada de la instalación o su funcionamiento defectuoso es una descarga eléctrica.¿Sabías que el flujo de corriente en un buen cuerpo con una intensidad de más de 70 crea es agotador para la vida?¿Qué es probable que termine paralizándose por la tendencia?En el evento más breve posible, incluso la muerte, otros efectos son paros cardíacos, quemaduras, pérdida de conciencia, calambres musculares o quemaduras parciales de tejidos.