Reporte diario de caja registradora

Todo contribuyente que vende bienes a personas físicas está obligado a registrar el comercio con una caja registradora. Esta es una capacitación que le permite realizar acuerdos apropiados con las autoridades fiscales. De la ley se desprende que la ley es independiente.

¿Qué pasa con la caja registradora incorrecta?

Vale la pena ser entregado en el llamado efectivo de reserva en tales situaciones. Su capacidad no es un requisito legal, y en beneficio de todos los gerentes es pensar en un lanzamiento de este tipo con suficiente antelación. Funciona perfectamente en el resto de las situaciones de emergencia que desean reparar el equipo correcto. De hecho, la Ley del IVA establece claramente que si no es posible hacer un registro del volumen de negocios con un cajero de reservas, el contribuyente debe dejar de vender. La oficina de reserva puede proteger contra el tiempo de inactividad innecesario e impredecible en el libro. Vale la pena tener en cuenta que la disposición para utilizar la caja registradora de reservas debe informarse a la oficina de impuestos, informar sobre el desglose de los muebles y proporcionar datos sobre la comida de reemplazo.

Desafortunadamente, como se mencionó anteriormente, la falta de una caja registradora, en el mostrador de caja de reserva actual, se acumula con la necesidad de dejar de vender. Entonces, no se puede llegar a la finalización de las ventas, y tales juegos son ilegales y también pueden relacionarse con las consecuencias en términos de una alta carga financiera. No informando sobre la calidad, en la cual el contratista le pedirá el recibo que se le debe.

Por lo tanto, es necesario informar sobre el fracaso del servicio de reparación del reparador y las impresoras fiscales después de impuestos, pero también a las autoridades fiscales sobre el silencio en la creación de registros comerciales para la hora de reparación del dispositivo, solo los clientes con una interrupción en la venta.

Solo en el éxito de las ventas en línea, el empresario no tiene que detener nuestras operaciones, pero desea cumplir varias condiciones: los registros que se deben mantener deben considerarse cuidadosamente para qué productos se aceptó el pago; El pago debe realizarse por internet o correo postal. En esta forma, el vendedor - contribuyente, tendrá el privilegio de insertar una factura con IVA.